dimarts, 9 de juny de 2009

Esperant

ESTRAGON: Para que todo fuera bien habría que matarme, como al otro.
VLADIMIR: ¿Qué otro? (pausa) ¿Qué otro?
ESTRAGON: Como a billones de otros.
VLADIMIR: (sentencioso): Cada cual con su cruz.
(suspira). Al principio pesa pero cuando llega el fin uno casi ni la nota.
ESTRAGON: Entretanto, intentemos hablar sin exaltarnos, ya que somos incapaces de callarnos.
VLADIMIR: Es cierto, somos incansables (en l’original, “intarissables”).
ESTRAGON: Es para no pensar.
VLADIMIR: Tenemos justificación.
ESTRAGON: Es para no escuchar.
VLADIMIR: Tenemos nuestras razones.
ESTRAGON: Todas las voces muertas.
VLADIMIR: Hacen un ruido de alas.
ESTRAGON: De hojas.
VLADIMIR: De arena.
ESTRAGON: De hojas.

(Silencio)

VLADIMIR: Hablan todas a la vez.
ESTRAGON: Cada cual para sí.

(Silencio)


VLADIMIR: Más bien cuchichean.
ESTRAGON: Murmuran.
VLADIMIR: Susurran.
ESTRAGON: Murmuran.

(Silencio)

VLADIMIR: ¿Qué dicen?
ESTRAGON: Hablan de la vida.
VLADIMIR: No les basta haber vivido.
ESTRAGON: Necesitan hablar de ella.
VLADIMIR: No les basta con estar muertas.
ESTRAGON: No es suficiente.

(Silencio)

VLADIMIR: Producen un ruido como de plumas.
ESTRAGON: De hojas.
VLADIMIR: De cenizas.
ESTRAGON: De hojas.


(Largo silencio)


VLADIMIR: ¡Di algo!
ESTRAGON: Estoy pensando.

(Largo silencio)


VLADIMIR: (angustiado) ¡Di cualquier cosa!
ESTRAGON: ¿Qué hacemos ahora?
VLADIMIR: Esperamos a Godot.
ESTRAGON: Es cierto.

(Silencio)





BECKETT, Samuel: Esperando a Godot, Barcelona, Tusquets, 2007, pp. 79-81

1 comentari: